Caída de presión en aire comprimido: causas y soluciones

La “caída de presión” es la denominación que recibe el sistema de aire comprimido cuando detecta que la presión ha disminuído un 10%. Se registra en la unidad de medida “bares” y analiza presión desde el compresor hasta el punto de uso, pudiendo darse en las tuberías, filtros o secadores.

Aunque la caída de presión es uno de los errores más habituales, resulta un problema crítico y por ello es importante conocer cómo evitarlo.

Mediante este artículo explicamos las posibles razones de que se dé esta problemática, así como las soluciones para solventarlo.

¿Por qué se produce la caída de presión?

Siempre que se produce una caída de presión es porque hay resistencia en el flujo de aire. Y esto puede darse por cuatro razones principales:

  • Los equipos para el tratamiento para asegurar la calidad del aire (filtros, secadores, separadores, etc.) no son los óptimos para las necesidades de la instalación.

  • El sistema de distribución cuenta con piezas de un tamaño o en una disposición incorrectos o demasiado estrechos que no permiten dar fluidez al flujo de aire. Estos componentes pueden ser reguladores, tubos, codos, entre otros.
  • Un agente externo está obstruyendo y obstaculizando el paso del aire.
  • Hay una fuga de aire.

Lo que no debes hacer ante una caída de presión

Algunas soluciones inadecuadas pueden acabar por causar daños mayores, tanto en el desempeño del equipo de tratamiento del aire comprimido como en el coste generado por él.

Por ejemplo, un fallo muy común es incrementar la presión de trabajo del compresor hasta que se consigue la adecuada. Pero hay que tener en cuenta que la caída de presión, como hemos dicho, puede darse en muchos puntos y no tiene porqué ser en el propio compresor.
Cada aumento de bar en la presión del compresor incrementa el consumo energético en un 7%, así que acabaríamos asumiendo unos gastos de consumo eléctrico muy por encima de lo que debiera ser.

Este solo es un ejemplo de las consecuencias de tomar decisiones sin tener el conocimiento técnico apropiado. Por todo ello, es mejor contactar con expertos como GRUPAIR para evaluar el problema real y atacar esa causa, lo cual es fundamental para minimizar los costes.

Además, los mantenimientos programados y las revisiones del sistema de aire comprimido deben realizarse de forma continuada, ejecutándose dentro de las tareas la detección de fugas.

¿Cómo evitar la caída de presión del aire comprimido?

Una vez identificadas las causas, es más sencillo ver cuáles son las posibles soluciones.

De acuerdo a lo que hemos mencionado anteriormente, hay que hacer una revisión del diseño de la instalación de aire comprimido.
Además de la instalación, también es importante llevar a cabo un programa de mantenimiento del equipo. Durante el mantenimiento no solo prevenimos fallos. También nos aseguramos de eliminar obstrucciones que podrían causar caídas de presión.

Por otra parte, los equipos de calidad del aire, como secadores, filtros y separadores deben seleccionarse teniendo en cuenta su impacto en la presión del sistema (los fabricantes suelen proporcionar esta información).

Pasos para asegurar la presión correcta

Algunos métodos para minimizar la caída de presión son:

  • Reducir la distancia que el aire comprimido debe recorrer desde el compresor hasta el punto de uso.
  • Utilizar cuantos menos codos sea posible.

  • Realizar un mantenimiento de secadores y filtros correcto.
  • Valorar la actualización del calibre y dimensionado de la instalación si el problema se origina porque la instalación es demasiado antigua, y se empezó con unas necesidades de caudal y potencia que son diferentes a las que se precisan en la actualidad.
  • Seleccionar secadores, separadores, enfriadores y filtros que provoquen una menor bajada de presión en condiciones habituales de trabajo.
  • Escoger lubricantes, mangueras, reguladores de presión, lubricantes y accesorios de gran rendimiento con el diferencial de presión más bajo.

Seguir estas pautas no solo ayuda a evitar la caída de presión sino que previene daños del sistema.

Para implementar un buen sistema de prevención de caída de presión en aire comprimido o solventar un problema ya existe, contacta con GRUPAIR.

Te escuchamos

Contacta con nosotros para hacernos llegar tus consultas o comentarios.

Controlar el aire es vital para tu empresa

En GRUPAIR lo hacemos posible